Un vuelo solidario

Cuando empezó el año recibí el mensaje de un amigo para invitarme a participar en una campaña: ándale, haz un poco de labor social, me dijo. No podía negarme me gusta apoyar causas y solidarizarme cuando  es posible. Te va a llamar una amiga y ella te explica, a las pocos días recibí la llamada dónde me explicaron en qué consistía la campaña. Mi amigo omitió un detallito, tenía que aventarme del parapente, una especie de paracaídas.

En ese momento dije que sí, me encantaba la idea de vencer mis miedos y más por una causa noble, valía la pena el esfuerzo de reunir el dinero. Como fue acercándose la fecha sentía un huequito en el estómago pero nada que no pudiera manejar. Llego abril y el hueco se iba haciendo cada vez más grande. ¿Cómo se me había ocurrido aceptar tremendo reto? Lo de menos era reunir el dinero, estoy rodeada de amigos y familiares que no dudaron en donar, lo que me preocupaba era el vuelo, de plano ya no quería aventarme.

Hicimos una visita al doctor y por diversos temas me prohibió hacerlo, ¡Bastante oportuno! Sentí un ligero alivio cuando me dijeron: ni se te ocurra, por ahora no es buena idea. En realidad no quiero hablarte de mi situación médica sino de mi esposo, ese gran hombre que como muestra  de solidaridad me dijo sin dudar; yo hago el vuelo, tienes un compromiso. 

ChampionSiempre he creído que es un gran hombre. Desde que éramos novios, cada día me convencía de que era la persona indicada, su amor, entrega, apoyo y confianza me confirmaban que con él debía compartir este viaje. Hoy lo volvió a demostrar, ocupando mi lugar en este reto. No titubeó, no dudo y corrió para elevarse, con todo y go pro en mano.

No hay un solo día que no admire muchas cosas de él, pero ayer en particular me conmovió, me di cuenta de lo que su gran amor es capaz de hacer, entendí que su solidaridad es infinita y que juntos somos un gran equipo. Mi corazón desbordaba amor, orgullo y admiración por él.

El amor es un decisión de todos los días, ayer lo volví a elegir y confirme que no me equivoqué cuando decidí estar a su lado.Algún día haremos ese vuelo juntos por lo pronto vamos de la mano día a día. Regularmente no cuento cosas tan personales en los blogs pero no quería dejar pasar esta oportunidad de reconocerlo, se lo merece.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.