¿Viva México?

3B5CB448-DFFD-40D8-90C0-C71D5250D365

Siempre que oigo a los mexicanos gritando ¡Viva México! en el concierto de Alejandro Sanz, de los Rolling Stones o de cualquier otro extranjero, cantando en México, claro; sacar la bandera mexicana en el partido de los Dallas Cowboys contra los Miami Dolphins o querer que Alfonso Cuarón, Alejandro G. (Yi) Iñárritu o Guillermo del Toro griten ¡Viva México! o le agradezcan a Mexico estar ahí, sinceramente no entiendo qué tiene que ver la gimnasia con la magnesia.

Y me voy a centrar en esto último porque los premios Oscar acaban de pasar y viene al caso. Resulta que estos 3 directores son mexicanos y sí están triunfando en grande, son ligas mayores, se educaron en México y supongo que “aman” (así como se dice ahora) a México (o quien sabe), porque yo no amaría al país que me vio nacer y no me dio ninguna oportunidad de crecer, tal y como les pasó a los 3 cineastas en cuestión que más bien el país los expulsó (cómo ha expulsado a millones de migrantes de todos los niveles que aquí no tienen ninguna oportunidad ni de comer), porque lo que han hecho jamás lo hubieran hecho en México, se tuvieron que ir para triunfar y triunfar en grande.

Me sorprende que siempre los reporteros les preguntan, cuándo ganan premios, sobre México y obviamente ellos no hacen ningún caso porque ¿qué van a decir? Aquí quieren que enaltezcan México, les agradezcan y, bueno, no sé qué tantas cosas que están fuera de lugar porque, primero, no hacen películas mexicanas, y segundo, México no los apoyó para nada, son esfuerzos individuales (como siempre) porque no hay políticas que apoyen, y menos a la cultura, por lo que acaban siendo fuga de cerebros como en tantas otras disciplinas.

Y entonces como ellos no “agradecen” y sacan la bandera mexicana, viene el odio a su éxito. Ahora con las redes sociales es claro como los critican, los apedrean virtualmente y, si pudieran, los mataban, porque no alaban a México y a su nopal con el águila devorando a la serpiente. En serio que es patético que no comprendan que el nacionalismo que nos han inculcado desde niños, vía los libros gratuitos de la SEP, es falso e inútil.

A mí sí me da gusto que esos mexicanos que tuvieron que irse para triunfar les vaya bien y sean unos chingones, pero estoy de acuerdo en que no tienen nada que agradecer a México si no quieren, y si quieren gritar VIVA MÉXICO, como Eugenio Derbez, pues adelante, ahora sí que cada quien es libre de hacer lo que quiera, pero ir favor no los odien por ser bonitos y exitosos.

Mariana García Olsina
Mariana García Olsina

Soy comunicóloga y mi amante es el cine. Ante todo soy escéptica por naturaleza. Soy curiosa, realista y racional (critico todo), la disciplina es el faquir que llevo dentro. Soy tranquila y paciente (nunca pierdo mi centro). Me adapto fácil a las situaciones y soy pragmática. Soy irónica y a veces rayo en el sarcasmo, lo que más me gusta es reírme de mi misma. Creo en la amistad con honestidad y reglas claras. Lo que más me gusta en la vida es viajar.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.