Empieza la guerra sucia

En unos meses viviremos la guerra sucia de los partidos políticos y digo sucia porque literal, la propaganda que hacen genera kilos de basura visual, auditiva y mental.

Para ser franca, este sexenio me da un poco de pereza el tema de la política. Hace seis años fui una activista radical, peleé con gente en Facebook, en persona y por todos los medios, perdí amigos, borré contactos que no empatizaban con mi corriente política (perdón, sigo sin perdonarles el daño) Esta campaña me da flojera porque lo que muchos dicen lo siento muy real; no hay a cuál irle. Lo peor es que aún no empiezan oficialmente las contiendas y ya leo mucho apasionado en Facebook insultando y creyéndose dueños de la verdad absoluta.

people-3116994_1920Solía ser una apasionada, salí a las calles, grité, marché y lo más frustrante es que nada pasó. Quisiera ser una optimista y decir que mi voto vale, que cuenta y cambiará el rumbo del país pero siendo honesta: lo dudo. Por años hemos sido gobernados por políticos incompetentes. No quiero opinar de más, respeto a quién decide votar por equis o ye partido y este blog no es de política, es más, sé lo básico del tema.

Lo que llama mi atención son aquellos que se desagarran las vestiduras en su muro, a diario postean sus razones por las que no deberían votar por fulano y las auténticas y mejores razones por las qué hay votar por zutano, tienen semanas ofendiendo a otros, llamándolos chairos, zombies e imponiendo sus opiniones sobre las de otros, ¡Que flojera! y esto apenas comienza.

Les digo algo; voten y cállense, ahórrense sus ofensas y no pretendan cambiar a otros, la verdad es que por leerlos no he pensando en ningún momento: claro este sujeto tiene razón, cambiaré mi tendencia política, No sean ingenuos, nadie lo hará, solo se ven soberbios y pesados, algunos ya se ganaron mi unfollow por radicales (sé que no dormirán)

Me encanta creer que nuestro voto cambiará el rumbo del país, ojalá fuera cierto y Meade, Anaya o el Peje se preocuparan por la sociedad pero no, ellos quieren un hueso mientras los apasionados se quedan sin amigos.

Bien dicen que de política, religión y fútbol no se habla, yo agregaría ni se postea pero bueno, al fin son dueños de su muro, espero ese político los abrigue cuando se queden sin compañía por defenderlo en Facebook.

No me gustan las injusticias, odio vivir en un país de desigualdades pero ¿Les digo algo? No lo van a cambiar en Facebook, empiecen por su casa, voten y veamos si su mesías nos cambia la vida a todos. Los más desesperantes son esos que no se cansan  de repetir como perico que vamos a estar como en Venezuela, vayan a las comunidades más pobres de México, no se vayan tan lejos o ¿En qué país viven? ¿En una burbuja patrocinada por algún partido político?  ¿Que no ven más allá de su casa? México es un país donde la injusticia y la desigualdad se ve a diario.

En fin, estás opiniones “políticas” y haters no representan a Diarios en tacones,  solo a mi, que ya me harte de algunos que tengo en mis redes. ¿Saben qué? Voy a votar por el mismo que hace 6 años… no diré porque según el voto es secreto aunque algunos ya se dieron vuelo en su muro y nos llenaron de basura visual, ya de plano paso de largo y hago eye roll, al fin que ni se me da esa cara cuando veo mi time line. 

1 Comentario

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.