¿El mindful.., qué?

Pues yo no se si sirve eso del Mindfulness o no, la verdad he intentado practicar de todo para la paz mental, que según yo tengo muy en control.

Ahora que me dijeron que vivía estresada, le tuve que bajar a mi corredera y entrarle a eso de la relajación y el coolness, dicen que es fácil, pero no es cierto, que no los choreen.

La neta creo que nunca podré poner la mente en blanco, o sea, ¿eso cómo se hace?, tendré que ir al Tíbet con los monjes y concentrarme así bien cañón para levitar, cantar el om, om, om y ser toda zen.

Ya, sean serios, cuando intento poner la mente en blanco se me vienen mil pensamientos, me acuerdo de todo lo que tengo que hacer y vale gorro, pienso en las mil actividades de los hijos -claramente al que se le ocurrió eso de la meditación no tiene hijos-, luego me acuerdo de todo lo que tengo que hacer del trabajo, chale, ¿neta? uno no puede tener paz mental, luego pienso en mi casa y que si tengo que ir al súper, si los baños, las camas, las tareas infinitas que hay. Es decir no llego al punto de la mente en blanco.

Entonces pienso en el color blanco, ¿lo han intentado? o me pongo a pensar en el paisaje de postal que vi en Instagram, imagino que corro por la pradera cual Heidi junto a Copo de Nieve y de nuevo me desvío a otras cosas.

Entonces descubrí que estoy bien guey porque me metí a buscar que era el mentado Mindfulness y descubrí lo siguiente: consiste en prestar atención, momento a momento, a pensamientos, emociones, sensaciones corporales y al ambiente circundante, aceptándolos, es decir, sin juzgar si son correctos o no. La atención se enfoca en lo que se percibe, sin dar pie a rumiación, definida esta última como la preocupación excesiva por los problemas y sus posibles causas y consecuencias, en vez de estar dirigida a buscar soluciones (definición Wikipedia, no crean que es de algún experto).

Y ¿que creen? pues no se si me gusta eso de no prestar atención y no juzgar si algo es correcto o no, como que me parece muy condescendiente y poco productivo. Porque si estas haciendo algo mal, ¿puedes seguir haciéndolo? es decir ¿te das permiso para hacer cualquier cosa sin preocuparte?.

Creo que el pensar en el mindfulness me está estresando más y yo lo que necesito es paz, así que mejor seguiré pensando en Heidi, en la pradera y haré mis ejercicios de breath in-breath out que me han estado funcionando rete bien.

Marisa-Marco

Grace Navarro
Grace Navarro

En algún lugar escuché que la fotografía detiene el tiempo. Yo nunca he querido detener el tiempo. Pero siempre he querido recordarlo todo. Soy fotógrafa porque la fotografía llegó a mí y no yo a ella. No tengo buena memoria pero tengo muchas fotografías. Nací en Mexicali, donde el sol te quema la piel y la gente te abraza con su calor humano. Un impulso me trajo al DF y muchos otros me han mantenido en esta ciudad. Si me preguntan dónde he trabajado diré que en periódicos, revistas y editoriales, que me han pagado por tomar fotos, que he viajado y conocido lugares increíbles, y que he conocido a gente excepcional. La verdad es que la fotografía cambió mi vida y eso es lo que soy, simplemente una fotógrafa.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.