Drogas sanas para ser feliz

Cuando hablo de drogas no me refiero a legalizar la marihuana, me refiero a cosas habituales que pueden mejorar tu salud, que a nivel químico provocan una sensación de bienestar. La felicidad es el objetivo de muchos, creemos que es una meta y no es así, la felicidad es el camino,  para emprender el viaje hacia ella necesitas de provisiones

Siempre estamos buscando cosas o situaciones que nos hagan más felices, equivocadamente creemos que lo banal nos proporciona cierto grado de placer, quizá sí pero es momentáneo. Eso lo podemos atribuir a lo hedónico, a cosas que se reducen a un instante. Quizá te haga feliz comprar un auto, una casa o algo de marca pero si analizamos a conciencia podemos encontrarnos que no es el objeto en sí lo que nos proporciona satisfacción, sino todo lo que hiciste para lograrlo. Lamentablemente hay personas que se quedan únicamente con lo material.

Para ser feliz es importante encontrar nuestro sentido de vida, vivir conectado con nuestra esencia y después, ponerlo al servicio de los demás. Cuando encuentras el equilibrio no hay nada más satisfactorio que dar un poquito de ti.

men-2425121_1920

¿Cómo o qué nos pueden acercar a la felicidad?

Hay cosas tan simples que dejamos de hacer por mil pretextos; ya no estoy en edad, no tengo tiempo, no sé, no puedo, etc. Nos estancamos en una serie de creencias limitantes que no nos permiten disfrutar y dejar fluir. Hay cosas sencillas que abonan puntos a tu felicidad:

  • Haz ejercicio: más allá de los beneficios para la salud que son obvios, hacer ejercicio diario te proporciona cierto grado de satisfacción pues liberas endorfina que produce felicidad y euforia. Reduce el estrés, la ansiedad, mejora la autoestima y tus relaciones sociales, previene el deterioro cognitivo, mejora tu memoria, aumenta la capacidad cerebral y te ayuda a ser más productivo. Una buena amiga siempre dice: la salud mental es igual de importante que la física. Deja de hacer ejercicio solo para verte bien , hazlo para sentirte mejor.
  • Duerme: más allá de que te guste dormir, es importante para la salud. Cuando lo haces es probable que te levantes siendo más positivo, de mejor ánimo y con mucho más energía. Cuando no tenemos buenos hábitos de sueño nos volvemos más propensos a desarrollar estados de depresión.
  • Besa más y abraza fuerte: el contacto físico nos provee de bienestar emocional. El sentido del tacto lo tenemos subestimado y es igual de importante que los otros. Los niños que pasan más tiempo solos en su cuna que en los brazos de su madre, lloran diez veces más, imagínate el poder que tiene un abrazo.
  • Ríe: la gente que ríe con facilidad es mucho más feliz. Cuando ríes reduces las posibilidades de atravesar episodios de ansiedad, eliminas el estrés, te alejas de la depresión, te ayuda a afrontar las dificultades de la vida y además irradias buena energía, eso mejora tus relaciones.
  • Mindfulness: es vivir y saborear el presente. Es estar en el aquí y ahora, ser consciente de lo que pasa de forma interna y externa, sin divagar, sin juzgar, sin expectativas, con serenidad, bondad y auto compasión.  Convertirte en mindful tendrá beneficios a nivel físico y emocional. ¡Dirige tu atención, para alcanzar tus objetivos!
  • Juega: no deberíamos dejar de hacerlo. Creemos que eso es tarea de niños pero te has preguntado porque ellos son tan felices cuando lo hacen? El juego te ayuda a mejorar herramientas esenciales para la vida como la comunicación, cooperación y límites sociales.
  • Ten sexo: ¿A quién no le hace feliz el sexo con la persona que le gusta y/o amas? ¿Para que más detalles? ¡Activa tu vida sexual!

No busques felicidad en lo banal o en lo efímero, es más probable que la encuentres dentro de ti mismo.

 

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.