Es tu culpa Trump

¡Ah, que pinchi frío! Pero según Trump, no hay cambio climático…

Se acuerdan que les dije que estaba enferma y que la vida había cambiado, pues si, si cambio. Pero no solo porque estaba enferma y tuve que hacer cambios radicales en mi alimentación. Tomen mi ejemplo y cuídense que de pronto todo cambia.

Y hablando de cambios, pues el maldito cambio climático paso a jodernos y tenernos a todos muertos de frío y compartiendo memes en el whatsapp, neta que si me mandan un meme más de frío por whatsapp me doy un tiro, ok, exageré, pero paren. Más bien, viene siendo hora de que abramos los ojos, ¿qué más queremos para darnos cuenta que nos estamos llevando el mundo entre las patas?.

Y claro, como a nosotros no nos va a afectar, bueno, no a nuestra generación, porque no pasa de que nos estemos convirtiendo en paletas de hielo sin sabor, sino que detrás de nosotros viene más gente a poblar este mundo. Rezo por ellos y lo que les estamos heredando.

Antes donde hacia frío hace calor (mi tierra querida se tardo en tener invierno) y donde hacía calor hace frío, el mundo literal esta al revés. Lo peor es que podemos detener esta revolución climática, lo que debemos hacer no es tan difícil de lograr, solo nos cuesta porque no estamos acostumbrados, y también porque somos una bola de egoístas que mientras estemos bien no hacemos nada.

La verdad si podemos hacer pequeños cambios, empezando por cuidar la energía, apagar luces, desconectar aparatos. Tenemos mil aparatos conectados que ni estamos usando y eso gasta energía, si no usas tu televisión: desenchufala.

Caminemos más, andemos menos en coche (que por cierto es motivo de eternas discusiones y pleitos entre los que manejamos, nos la pasamos mentándosela al de a lado), entonces, porque no caminar a todo lo que sea cercano, aparte es bueno para nuestra salud, si, lo digo yo que solía caminar poco.

Separemos la basura y reciclemooooos, de esto tenemos tanta información, es tan sencillo y a veces pienso que nos da flojera, o ¿por qué no lo hacemos?.

Y esta es la que más me cuesta a mi, tenemos que ahorrar agua, me cuesta a la hora de bañarme, porque maldita sea, cuando esta calientita el agua y estas cansado estar bajo el chorro de agua es delicioso, pero de verdad cortemos ese momento zen y cerremos las llaves, buuuaaaa, lloro, lloro mucho, pero ya, Amanda ciérrale.

Como dije alguna vez, citando a los nefastos de Mana, ¿dónde jugaran los niños?, ¡Ay! piensen en sus hijos por lo menos, que cambiarnos de país ya no es opción porque todo el mundo esta igual. ¿y tú que estas aportando?

Es tu culpa Trump, a alguien le tengo que echar la culpa ¿no?

Grace Navarro
Grace Navarro

En algún lugar escuché que la fotografía detiene el tiempo. Yo nunca he querido detener el tiempo. Pero siempre he querido recordarlo todo. Soy fotógrafa porque la fotografía llegó a mí y no yo a ella. No tengo buena memoria pero tengo muchas fotografías. Nací en Mexicali, donde el sol te quema la piel y la gente te abraza con su calor humano. Un impulso me trajo al DF y muchos otros me han mantenido en esta ciudad. Si me preguntan dónde he trabajado diré que en periódicos, revistas y editoriales, que me han pagado por tomar fotos, que he viajado y conocido lugares increíbles, y que he conocido a gente excepcional. La verdad es que la fotografía cambió mi vida y eso es lo que soy, simplemente una fotógrafa.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.