Compromisos de Año Nuevo


IMG_1574Este año no tengo propósitos cambiaré el nombre a compromiso, suena más comprometedor valga la redundancia.

Por que el propósito es un deseo el compromiso lo haces contigo mismo, al final del año al único que rendirás cuentas es a ti.
Creo que es mejor encontrarte a alguien y que te diga: “¡Qué bien te ves!” por tu compromiso de mejorar tu salud, a que te digan: “Sigues sin ir al gimnasio”, porque los propósitos los posteamos, publicamos y externamos a cualquier mortal que se nos cruza; el verdadero cambio se realiza una vez que estamos convencidos nosotros mismos, no por quedar bien, por pertenecer o por la emoción de empezar un nuevo año.
Por ejemplo; un compromiso que he cumplido hasta ahorita es leer un capítulo diario de un libro, estoy muy feliz porque hacía mucho que no me daba tiempo para leer. Lo mejor es que esto lo vio mi hija menor y ahora lee junto a mí un capítulo de su libro, además me dijo que le encantaría hacer un grupo de lectura en familia.
Se enseña más con el ejemplo y las acciones.
Otro de mis compromisos es mantener el orden en la casa. Precisamente el libro que estoy leyendo es “La magia del orden” de Marie Kondo así que todos mis compromisos van de la mano, leo y aplico lo aprendido.
-Busca compromisos que te hagan mejor desde adentro para poderlo proyectar-
Fíjate metas diarias alcanzables por ejemplo tengo mi pulsera deportiva fitbit, bajé la meta de 10 mil pasos diarios a 6 mil eso me motiva a dar más, el reto es ir subiendo los pasos diarios, hasta llegar a los 10 mil.
Para comprometerse hay que conocerse y saber lo que sí podemos cumplir. La sensación de logro es importantísimo para seguir motivados.
También decidí que no voy a ponerme a dieta este año. Solo falta que diga: “Estoy a dieta”, para que mi cerebro me atormente pensando en todas las delicias que hago a un lado. Me comprometeré a mejorar mi alimentación tomando más agua y menos refrescos, reducir carbohidratos pero no eliminarlos por completo.
Y el compromiso más importante es con mis hijos este año quiero tener más tiempo de calidad con ellos. Eliminar los dispositivos de por medio, salir a caminar, viajar y disfrutar de un juego de mesa o de una guerra de almohadas.
Ya que analizaste y pensaste bien tus compromisos fija medios para lograrlos, pon la alarma de tu reloj para tu lectura diaria, ajusta el fitbit a los pasos que darás y también hay aplicaciones para que te recuerden a tomar agua.
Mide tus logros a diario; por la noche evalúa como vas con tus compromisos, tal vez te faltaron mil pasos o un litro de agua, tal vez fuiste a un lugar delicioso y no te aguantaste y pediste el postre, No te sientas mal!!! Agradece el haber podido probarlo y disfrutarlo, mañana es borrón y cuenta nueva vuelve a comprometerte a contigo mismo y con tus metas.
A veces nos hace falta ser más tolerantes y amorosos con nosotros; esto es para mí un gran compromiso, empezar a hablarme más bonito y juzgarme menos.
Si haces esto créeme que al final de los 12 meses te sentirás más ligera emocionalmente pues tendrás un año consciente de compromisos propios y no una carga emocional gigante por no haber cumplido los propósitos.
Es importante que sepas que cualquier compromiso se puede cambiar o iniciar en el tercer mes o en el décimo, no importa, no te esperes a hacer cambios hasta el próximo Año Nuevo.
Deseo de verdad que quieras tener un cambio real para mejorar, que des el primer paso cuando te sientas listo y no pares hasta hacerlo un hábito y se convierta en parte de ti.

Irene García
Irene García

Irene García, es @mommychic1, mamá bloguera desde hace más de 4 años, sobre temas de maternidad, crianza y estilo de vida. También forma parte del #StreamTeam de Netflix Latinoamérica y de bbmundo.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.