Ser feliz en 5 pasos

Todos quieren ser felices, vivir una vida plena y cumplir metas, ya sea profesionales, materiales o personales. Se supone que todos vamos en la misma dirección, se supone porque muchos quieren ser felices y parece que viven todo lo contrario; hacen todo para sabotearse y de paso al de a lado, arrasan y se llevan a dos que tres entre las patas y si pueden ser más de tres, mejor. Si vives jodiendo al otro te alejas mucho de la felicidad.

Hace tiempo tome un curso con la intención de llenarme de herramientas y compartir, mi sorpresa fue que terminé haciendo un trabajo personal que aportó mucho a mi vida, no me había dado cuenta lo mucho que lo necesitaba, hasta que estaba ahí. Entendí que es sencillo ser feliz si te enfocas en ti, en el autoconocimiento y la aceptación.

No hay una receta mágica para la felicidad pero sí hay algunas cosas que puedes hacer para acercarte a ella:

joy-2483926_1920

  • Agradece

La gratitud es la madre de todas las virtudes. A medida que agradezcas cada día lo que eres, lo que tienes o lo que vives, tendrás más cosas que agradecer. Necesitas ser más apreciativo, ver más allá de lo que te limitas a ver, valorar cosas simples cómo escuchar, caminar, oler, comer, etc. Si todos los días nos enfocamos en lo positivo, difícilmente nos llenaremos de pensamientos nocivos.

  • Deshazte de lo que no sirve  

Hay gente que necesita ver los defectos de otros para distraerse y no ver los propios. Los tiene hasta el cuello pero mejor opta por ver qué hace el otro, y decide competir, joder, criticar y deshacer a alguien más. Haz un alto en tu vida, limpia tu basura, si no lo haces seguirás hundido en la infelicidad. Necesitas sanar, reconocerte y rescatar tu autoestima. Destruyendo a otros no lo logras, acepta lo oscuro de tu vida y si puedes deshazte de eso, deja de joder a otros porque finalmente eso es un reflejo tuyo y te jodes solo. Hay personas que se dedican a señalar los errores de otros porque son cobardes e incapaces de ver los propios. Si solo buscas y ves problemas, naturalmente tu vida será todo un problema, solo tú puedes arreglarla. Todos tenemos una parte oscuro, pero algunos se quedan solo en eso.

  • Busca drogas sanas

No, no necesitas fumar nada; haz ejercicio, ríe, medita, baila o ten sexo, duerme y come bien. Hacer cualquiera de estas actividades te ayuda a liberar sustancias químicas como la endorfina y hormonas como la oxitocina que es la hormona del amor, esta se libera en el orgasmo. Estas drogas sanas te permitirán estar activo, positivo y de buen humor.

  • Cultiva relaciones sanas 

Ten amigos, sal y comparte con ellos. Que la base de todas tus relaciones sea la confianza, el respeto, la comunicación y honestidad. No compitas con ellos, sé auténtico y dueño de tu personalidad, no necesitas ser como ellos. Es bellísimo ser tú mismo y que así te acepten y te quieran. Sé empático con lo que viven sin necesidad de ser intrusivo. Si tienes pareja comparte con él, procura momentos de intimidad; abrázalo, bésalo, acaricia. La intimidad no solo se logra con sexo, también con una buena conversación y con lo cotidiano.

  • Dale sentido a tu vida

Define cuál es tu objetivo de vida, qué le da sentido a esta, a dónde te diriges y qué estás dispuesto a hacer o dar para llegar. Reconoce tus fortaleces y debilidades, trabaja en ellas y ponlas al servicio de otros.

Lo más importante es comprender que la felicidad no es la última parada, la felicidad es hoy, lo que tienes o lo que eres. Podemos ser mejores cada día pero nunca perfectos y amar esa imperfección te dará seguridad para dar pasos firmes hacia tu objetivo. Ser feliz no es un sistema binario, no se mide y no se compara con la de nadie más, la única referencia puede ser tú mismo.

La felicidad no está en la cima de la montaña, la vives desde que estás abajo y empiezas el camino hacia allá…

 

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.