Volverte a enamorar

1462561354-tw20-signs-youre-falling-in-love-160506Eso de volver a creer en el amor después de una ruptura ¡Qué cañón!

Casad@ o en una relación, de repente se te van los ojos, se te antoja la fruta prohibida; pero está mal, lo sabes y tratas de vivir alejado del pecado. Pero nada más terminas una relación y todas esas tentaciones ¿A dónde se fueron? No hay nada.
Y eso de estar solo dejen les digo que es muy bueno.
Necesitas sanar. Volver a pegar ese corazón hecho pedazos.
Recuperar la autoestima, volver a creer, no en otro u otra; si no en ti mismo, volver a creer que eres digno de amor, de respeto, de tener a una persona que te consienta y se preocupe por ti.
Y saben qué es difícil, que ya no te cueces al primer hervor. Si así como dice el dicho o como dicen otros: “La burra no era arisca, la hicieron”, nada más que la verdad.
Nos cuesta abrirnos pues tenemos volver a ser dañados, engañados, decepcionados y abandonados.
Cuesta volver a entregarnos ciegamente, tirarnos al precipicio esperando volar y no darnos un trancazo.
Cuesta confiar y parece que estamos a la defensiva, viendo cómo diría mi abuelita: “Moros con tranchetes”.
¿Cómo hacerle? ¿Cómo entrarle a Sansón a las patadas o al toro por los cuernos, después de un cuerno?
La vida es esa rueda de la fortuna a veces arriba, a veces abajo; y quienes hemos estado abajo sabemos lo doloroso que es que mejor gritamos: “¡Paren todo! Aquí me bajo”. Al mismo tiempo sabemos que perderemos mucho si lo hacemos. Perderemos momentos felices, vistas increíbles desde la cima y esas mariposas increíbles al volver a enamorarnos de otro ser humano.
No hay emoción más hermosa que sentirse amado, verse reflejado en los ojos del otro, creer que juntos lo pueden todo y estar en los cuernos pero de la luna.
Volver a enamorarse después de una separación es un deporte extremo, no hay casco ni arnés que te proteja de un posible accidente pero igual la adrenalina que se genera es lo que te hace volver a intentarlo.
Así que suelta el pasado, no es una condena perpetua, arriésgate a volver a sentir, y si algo sale mal no te lo tomes personal todos estamos aquí para aprender a prueba y error porque eso nos hace humanos el no ser perfectos.
Vivamos en el amor. El odio y resentimiento nos vuelve amargados, nos aísla del resto. El tener vida y compartirla con otro es un regalo que te haces a ti mismo.

Irene García
Irene García

Irene García, es @mommychic1, mamá bloguera desde hace más de 4 años, sobre temas de maternidad, crianza y estilo de vida. También forma parte del #StreamTeam de Netflix Latinoamérica y de bbmundo.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.