Deudas emocionales que no atreves a pagar

Las deudas emocionales son las situaciones inconclusas que no cerramos y que seguimos cargando adentro, ya sea consciente o inconscientemente. Son las relaciones en las que estamos involucrados afectiva, mental o económicamente y nos enojamos, sentimos dolor o no expresamos nuestras emociones, por lo que no hubo un cierre satisfactorio del asunto.

Estas son algunas deudas que no nos atrevemos a pagar:

Te peleaste con tu mejor amiga

Muchas veces tenemos discusiones o diferencia de opiniones con nuestras amigas, pero pocas son las veces que terminamos la relación o nunca nos volvemos a hablar, pero cuando eso pasa, casi siempre por un malentendido, y nunca volvemos a ver a nuestra amiga o pasa mucho tiempo sin verla, nos quedamos con la deuda de que no le dijimos todo lo que sentíamos desde el corazón, no cerramos ese problema y se queda abierto por mucho tiempo.

Te “bullean” en tu trabajo

Cuando tu jefe o algún compañero de trabajo te hace “bullying” porque te descalifica, te exige demasiado, te acosa, te mete el pie o cualquier otra situación desagradable y tú te quedas callada y aguantas estoicamente, es obvio que vas acumulando enojo, frustración y disgusto lo que hace que te pongas en deuda contigo misma por no poder enfrentar la situación y seguir en ese régimen de opresión que solo hace que te sientas cada vez peor y sin poder avanzar en todos los sentidos.

Te deben dinero eternamente

Prestas dinero a alguien muy querido y pasan los días, meses y años y no te lo devuelve ni te da ninguna razón de si te va a pagar o ya de plano no lo va a hacer, tú tampoco lo confrontas para resolver el problema y con el paso del tiempo guardas enojo y culpa porque no dijiste nada para aclarar el asunto.

Si estás en una situación así, es mejor tratar de cerrar el asunto y que no siga creciendo, porque con el tiempo los enojos y disgusto crecen y hacen imposible poder volver a hablar con las personas involucradas o peor, no te deja avanzar en tu vida porque te estás ahogando en deudas, y las emocionales pesan más que las materiales.

Mariana García Olsina
Mariana García Olsina

Soy comunicóloga y mi amante es el cine. Ante todo soy escéptica por naturaleza. Soy curiosa, realista y racional (critico todo), la disciplina es el faquir que llevo dentro. Soy tranquila y paciente (nunca pierdo mi centro). Me adapto fácil a las situaciones y soy pragmática. Soy irónica y a veces rayo en el sarcasmo, lo que más me gusta es reírme de mi misma. Creo en la amistad con honestidad y reglas claras. Lo que más me gusta en la vida es viajar.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.