Todo cuenta cuando se trata de cuidar al Medio Ambiente

Aprovechado el día soleado del domingo, salimos a dar una vuelta en bici mis hijos y yo. En una de las vueltas a la manzana, de pronto escucho que mi hija grande dice “alguien dejó su basura aquí”, al voltear su dedo señalaba las jardineras de unos edificios cercanos a casa.

La primer reacción de mi hija fue ir por la bolsa de papitas vacía para llevarla a un basurero al mismo tiempo que decía que estaba mal tirar la basura en la calle porque contaminaba la calle, la ciudad, el país y hasta el planeta.

Está claro que las nuevas generaciones saben de la importancia de cuidar el lugar donde vivimos y tienen muy bien definidas las consecuencias, pues viendo las noticias sobre unas torrenciales lluvias, mi hijo mayor dijo de pronto “el cambio climático los provocamos los humanos por abusar de la naturaleza”, ni cómo decirle algo más.

Sí ya sé que hay personas ignorantes, torpes y bravuconas en el poder como el presidente de Estados Unidos que no alcaza a ver más allá de sus narices y sólo cree en sí mismo, lo terrible de esto es que sus desatinos los acabaremos pagando todos si cumple sus bravuconadas de romper acuerdos que tanto trabajo costaron firmar.

Hoy que es Día Internacional del Medio Ambiente me pongo a pensar qué más podemos hacer cada día para evitar que hagan lo que hagan las personas que toman las decisiones, nosotras podamos proteger y cuidar la casa que es de todos, el lugar donde crecerán nuestros hijos.

La “militancia de redes sociales” no va a ser suficiente para mantener este planeta habitable para que nuestros hijos realicen los sueños que tanto les impulsamos. Cuidar el medio ambiente no se trata sólo de un tema de educar a las nuevas generaciones. Los adultos debemos tomar medidas cotidianas que impactan en los cambios tremendos que vemos cada día en la madre naturaleza.

No es rollo, no es un tema de buenas intenciones, no se trata de ser políticamente correctos, se trata de que ya hay problemas de agua en muchos lugares del planeta, se trata de bosques que ahora son desiertos, se trata de tormentas e inundaciones donde antes sólo había torrenciales lluvias.

Sí, separar la basura sí sirve, guardar tu bote de agua vacío en tu bolsa hasta que llegues a tu casa sí sirve, separar cartón de vidrio y llevarlo a depósitos especiales sí sirve, apagar las luces de tu casa cuando estás, bañarte en menor tiempo, usar un vaso de agua para lavarte los dientes, no es necesario dejar lamparitas prendidas para cuando vuelvas a casa, o cuando duermes sola.

Reciclar, Reutilizar, Re-usar, menos auto más caminatas, usar bolsas especiales para el supermercado, andar en bici, plantar árboles, consumir nuevos tipos de energías.

Todo suma, toda modificación de hábitos a favor del Medioambiente nos sirve ahora y en años más, la acción de cada persona cuenta, tanto como ha contado para llegar a donde estamos ahora.

Los recursos naturales no son renovables per se, es urgente darles una ayudadita cuidando y cambiando nuestros hábitos de consumo.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.