Cuando llegó Netflix y te cambió la vida

Es una realidad que la llegada de Netflix y los servicios de streaming vinieron a cambiar la forma de ver televisión de mucha gente, y la vida de muchas personas también, como la mía. Bueno, a lo mejor exagero diciendo que cambió mi vida pero, en cierta forma, si.

Yo soy una fanática del cine y los que me conocen saben que me gusta ver películas en el cine, no soy de comprar películas, verlas miles de veces en mi casa y “cacharlas” o verlas por primera vez en la tele. Tampoco era de ver series, nunca había visto una serie gringa, hasta que Netflix hizo su aparición en el mundo moderno.

Sigo yendo muchísimo al cine y sigue siendo mi manera preferida de ver películas, pero he logrado comprender que a veces se puede ver una película en la pantalla de TV, y digo pantalla y no digo TV porque sigo sin ver una película o serie en algún canal de TV.

Siempre vi telenovelas o programas mexicanos del canal de las estrellas (si, de “ese” canal) y me gustaban, pero las series gringas nunca me llamaron la atención, siempre las consideré insulsas y yo creo que inconscientemente eso de ver un capítulo a la semana y por temporadas no me llamó nunca la atención.

Pero cuando Netflix apareció decidí darle la oportunidad a Friends (en primer lugar) y a otras que siguieron. Y de ahí en adelante me he “echado” como 20 series. He decidido ver solo series que ya hayan terminado en la TV y que no te dejen a la mitad de la historia y tengas que esperarte un año para ver la temporada nueva.

Mi dictamen sobre las series es que todavía no las logró entender completamente, muchas son buenas y tienen sus altas y bajas -como en todo, no creo que una serie pueda tenerte en el climax durante 200 capítulos- pero considerando que es un producto que fue pensado para salir cada semana por una hora y después tener que esperar meses para la siguiente temporada, muchas veces no entiendo cómo las primeras temporadas logran subsistir y después tener otras 5 o 6 que sí son buenísimas. Algunas tienen muchos cabos sueltos e historias inconexas que no logran tener un desenlace. Por otro lado, reconozco que sí tienen muchos pros y por eso tienen tanto éxito.

No cabe duda que las series son el futuro de la TV, del streaming y de todo; el dinero que maneja esta industria es importantísimo y seguirán buscando las mejores formas para llevar los mejores contenidos. Pero seguirá siendo un enigma qué es lo que puede tener éxito, muchas veces habiendo hecho estudios de mercado no logran dar con el éxito, en cambio muchas que sacaron sin tanto bombo y platillo son las que más éxito tienen. Por mi parte, larga vida a Netflix, las series y el cine 🙂

Mariana García Olsina
Mariana García Olsina

Soy comunicóloga y mi amante es el cine. Ante todo soy escéptica por naturaleza. Soy curiosa, realista y racional (critico todo), la disciplina es el faquir que llevo dentro. Soy tranquila y paciente (nunca pierdo mi centro). Me adapto fácil a las situaciones y soy pragmática. Soy irónica y a veces rayo en el sarcasmo, lo que más me gusta es reírme de mi misma. Creo en la amistad con honestidad y reglas claras. Lo que más me gusta en la vida es viajar.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.