Ansiedad por el futuro

Pocas cosas me dan tanta ansiedad como el futuro y es que es algo incierto, no lo podemos adivinar y menos controlar.
A todos nos ha pasado que tenemos planes y de un momento a otro, todo cambia. En un abrir y cerrar de ojos se poncha una llanta, no sirvió el cajero automático, nos enfermamos, se enfermó nuestro hijo, perdemos las llaves o el trabajo, te divorcias y el plan que teníamos se viene abajo.
No tenemos control sobre eso que se llama vida. Simplemente las cosas suceden.
He trabajado en manejar esta ansiedad y claro generalmente tengo un plan B pero hay veces que de plano la situación a la que me enfrento está fuera de mi poder manejarla o solucionarla.
Una de mis mejores amigas me enseñó hace poco el protector de su celular, tiene el dibujo de algunos pájaros volando y la leyenda: “Las únicas que pueden planear son las aves”.
Parte de mi manejo para dejar de tener ansiedad ha sido precisamente soltar y saber que yo no estoy en control de todas las situaciones, no soy el director del espectáculo.
Me ayuda confiar que todo sucede por una razón que tal vez en ese momento no entiendo pero quiero creer que es para mi bien.
Vivo y disfruto el hoy, agradezco todo lo que tengo por más pequeño que sea, desde estar con mis hijos hasta poder caminar y tener dinero para un helado. Les recomiendo por la noche antes de dormir hacer 3 agradecimientos mínimo y 10 máximo, les aseguro que se darán cuenta lo mucho que tienen.
No digo qué hay que vivir la vida sin preocuparse o al “Ahí se va”, claro que planeo y programo para el mes o el año, hago lo que me toca, porque tampoco me van a caer las cosas del cielo.
La ansiedad cuando vivimos y disfrutamos del hoy se reduce increíblemente.
Hagamos acciones que nos deparen un mañana tranquilo, en paz y armonía con uno mismo y con los que nos rodean.
Ayudar a otros hace que nos olvidemos de nuestros problemas y en lugar de seguir ensimismados hay que voltear a ver hacia fuera y ser útil para los demás, practiquémoslo más seguido.
Y si aún así sienten que la ansiedad les invade, salgan a caminar, miren las casas, los árboles, personas y después siéntense en un lugar tranquilo, piensen que nada es tan importante como para que te quite tu paz; lo único irreparable es la muerte y en ese instante estás vivo con miles de posibilidades que se encuentran frente a ti sólo hay que confiar en que todo en esta vida se acomoda tarde o temprano.

Irene García
Irene García

Irene García, es @mommychic1, mamá bloguera desde hace más de 4 años, sobre temas de maternidad, crianza y estilo de vida. También forma parte del #StreamTeam de Netflix Latinoamérica y de bbmundo.

Sin comentarios

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.