Las cosas ya no son como antes, eso es verdad, aunque siguen existiendo ideas un tanto anticuadas de lo que debe ser o hacerse en una relación, hemos tenido avances como sociedad.

Sin embargo, cuando se trata de conquistar, aún hay quien piensa que el hombre debe de ser el que tome la iniciativa. Pero ¿qué pasa cuando es la mujer la que la toma?, las críticas llueven. De colmilludas, experimentadas, cougars y trepadoras no nos bajan.

Pero, ¿por qué hemos de esperar a que alguien nos seleccione? Es acaso necesario esperar a que llegue el príncipe azul? ¿El hombre montado en caballo blanco?. Pues esperen sentadas damas del mundo, les tenemos noticias, es muy poco probable que eso suceda. Se acabaron los cuentos de hadas, empezó la era de la narrativa de las guerreras, las amazonas, las que van por lo que desean…y además lo consiguen. ¡Sí!.

Claro, claro hay que ir dando pasos poco a poco porque aún hay quien piensa que una mujer es “para estar con alguien” (ASÍ ES, COMO LO LEEN, IDEAS DE HACE DOS SIGLOS), que vale en función de estar con otro u otra, y que si está soltera después de los veinticinco años es porque no es lo suficientemente virtuosa o dócil o lo que sea; que si no tienes pareja o estás “solita” ya estás quedada o es porque nadie te soporta. Empiezan a encajonarte o a ponerte una etiqueta de “apestada” ya que nadie “te ha elegido” (en este espacio pueden colocar sus risas).

Ni cómo hacerle ¿cierto? Bueno pues aquí también hay noticias. Cada vez más las mujeres estamos aprendiendo a que valemos por quienes somos, sin la necesidad de una persona a nuestro lado, estamos dedicadas a conquistar nuestra propia vida, no a otros y además estamos decididas a ir por lo que queremos y quizá no sea una pareja; sociedad lidia con eso.

En cuanto a quienes gustan de conquistar, creo que el término está obsoleto, remite a algo que hay que poseer para ser un chingón y suena a una meta para alimentar el ego, no siento que sea adecuada para hablar de relaciones humanas, quizá ese es uno de los problemas y lo que responde porqué hay tantos fracasos matrimoniales y demás.

¿Qué quién conquista a quién? Nadie, dejémonos de tonterías, de querer tener al otro o de hacernos las deseadas para que alguien nos alcance. Propongo conquistar nuestras propias metas, nuestros sueños y nuestros objetivos y, si en ese camino hay un alguien que se sume y nos acompañe, genial y si no, ¡no pasa nada! Porque estaremos tan ocupadas en lo que nos apasiona y enamora que no importa si no hay un alguien que te de un ositodepelucherosaconcorazónrojoensupechosintético el día de San Valentín.

Así que a vivir su vida como la diseñaron en su cabeza, si quieren una pareja no vayan a la conquista, hagan que cosas buenas pasen para estar en el lugar indicado para conocer a alguien y poder empezar una relación y seguro será maravillosa y duradera; si quieren sexo, es lo más fácil de conseguir y ¿qué creen?, se vale, solo cuídense; y si quieren compañía sin reclamos, decepciones o exigencias, recomiendo los gatos o los perritos, son lo mejor.

Más sobre el especial de San Valentín de otros blogs: