LA ACTITUD LO ES TODO

Estoy convencida de que el centro que gobierna nuestra vida es la actitud. A todas se nos presentan retos y dificultades en nuestro camino y en todos nuestros roles: como esposas, como madres, como profesionistas, con nosotras mismas. Está comprobado que si mantenemos una actitud positiva ante cualquier desafío no sólo alargaremos nuestra juventud, sino que también seremos más felices y exitosas.

Déjame contarte una historia…

Liessel es una niña alemana y su vida está rodeada de acontecimientos dramáticos. Su hermano muere muy pequeño y su madre la da en adopción ya que debe exiliarse de Alemania por estar vinculada al Partido Comunista Alemán. Es acogida por un matrimonio que trabaja y hace lo posible por seguir con sus vidas en medio del horror de la Segunda Guerra Mundial; su nueva madre es una mujer que vive continuamente enojada y su nuevo padre es tan amoroso que logran un vínculo entrañable. A la vida de Liessel se suman su gran amigo Rudy y Max, un judío que su familia tiene escondido en el sótano de la casa. Liessel descubre el amor por la literatura después de que su padre la enseña a leer y escribir, recoge todos los libros que se encuentra e incluso, sin medir el peligro, entra a la casa del alcalde de vez en cuando a tomar libros “prestados” y los convierte en sus tesoros más preciados; por eso la llaman “La ladrona de libros”.

Max deja la casa para no poner en riesgo a la familia ya que los nazis están en busca de judíos para deportarlos. Días después, el barrio donde vive es bombardeado, sucedió por la noche y Liessel, que se había quedado dormida en el sótano sobrevive, pero su familia y su amigo Rudy no corren con la misma suerte.

Esta novela es narrada por la mismísima Muerte, quien en su afán por obtener el alma de la niña, se lleva a todos sus seres queridos, pero el placer por la lectura y la escritura no se lo pudo arrebatar. Liessel se casó, tuvo dos hijos y fue una escritora exitosa, murió muy viejita.

No encuentro mejor manera de explicar una actitud positiva, que la vida de Liessel, porque después de tanta tragedia, ¿cuántas hubiéramos vivido amargadas toda la vida?

Menciona Gaby Vargas en su libro “Soy mujer, soy invencible y estoy exhausta” que “el equilibrio se puede”. Los seres humanos tenemos cinco partes importantes en nuestra vida, hechas para funcionar en armonía: la física, la emocional, la mental, la social y la espiritual.

La felicidad es clave en este proceso. ¿Sabías que los niños sonríen en promedio 400 veces al día, mientras que un adulto sólo lo hace 15? ¿Será que no estamos a gusto con lo que hacemos? Dejemos pues de matarnos con la dieta y tengamos el hábito de comer saludable, de enojarnos por lo que no podemos cambiar y hagamos de la posibilidad una oportunidad, de decir que sí cuando lo que queremos decir es NO, de ver nuestros defectos físicos y sintámonos confiadas con nuestro aspecto.

Simplemente seamos menos perfectas y más felices, es cuestión de actitud.

Por: Jazmín Mendoza P.

@jaz_mendoza

 

1 Comentario

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.