La paciencia como fortaleza

olsi01

Ya hablé sobre cómo conseguí cultivar mi paciencia en el post Paciencia de santa, pero siempre he pensado que la paciencia es una cualidad, o como lo dicen ahora, una fortaleza que ayuda mucho para la vida diaria, tanto laboral como personal.

Una de las tareas en la clase de maestría que estudio fue leer el libro Ahora, descubra sus fortalezas, de Marcus Buckingham y Donald O. Clifton; este incluye un código para hacer un test en el sitio de internet www.strengthsfinder.com.

El libro considera 34 fortalezas pero ninguna es la paciencia, la más parecida es la prudencia, que definen como: “cuidadoso, siempre alerta, bastante reservado, persona seria que enfrenta la vida con cierta reserva, cuida de no dar muchos elogios o agradecimientos para no ser mal interpretado”.

Si vemos la paciencia como la capacidad de padecer o soportar algo sin alterarse, la cualidad para hacer cosas pesadas o minuciosas, o tal vez la facultad de saber esperar cuando algo se desea mucho, creo que la gente no entiende el valor de esta cualidad.

¿Cuántas veces no nos hemos topado con gente que dice: es que es tan paciente, que me desespera? Yo creo que se trata de tolerancia, tener respeto hacia las demás personas, en lo que piensan y en lo que hacen, aunque sea diferente o contrario a nuestras creencias. Esa paciencia que tanto desespera a muchas personas es el arma de otras para soportar situaciones que a veces, aunque pensemos que no deberíamos, tenemos que hacer por necesidad. Es así como ganamos mucho, porque esa paciencia nos puede conducir a nuestro objetivo sin desistir, pero también se trata de saber esperar el momento justo para actuar y, al hacerlo no alterarnos ni que nos afecte, esto nos lleva a tomar mejores decisiones.

Creo que la paciencia es una cualidad poco valorada que se debería de tomar en cuenta como una fortaleza para fomentarla y sacarle provecho de la mejor manera. Hay trabajos muy laboriosos, meticulosos, rutinarios y hasta tediosos en los que se necesita tenerla para desempeñarlos con éxito.

Y ustedes, la próxima vez que vean a alguien con una paciencia que les desespera, mejor pídanles consejo de cómo le hacen para permanecer estoicos mientras el caos reina en el ambiente.

Mariana García Olsina
Mariana García Olsina

Soy comunicóloga y mi amante es el cine. Ante todo soy escéptica por naturaleza. Soy curiosa, realista y racional (critico todo), la disciplina es el faquir que llevo dentro. Soy tranquila y paciente (nunca pierdo mi centro). Me adapto fácil a las situaciones y soy pragmática. Soy irónica y a veces rayo en el sarcasmo, lo que más me gusta es reírme de mi misma. Creo en la amistad con honestidad y reglas claras. Lo que más me gusta en la vida es viajar.

4 Comentarios

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.