¡Madres!

pam1

Afortunadamente no tuve una madre de dichos, advertencias, sentencias a futuro, ni nada parecido. En compensación tuve dos abuelas empeñadas en lanzar advertencias a diestra y siniestra, pero eso es tema para otro post. Mi mamá me educó a base de respeto, de reglas bien definidas que cuando llegaban a ser quebradas había consecuencias, ¡oh, sí que las había! y debo decir que era implacable.

Es apenas ahora en mi adultez y ya en mi papel de madre, que le ha dado por decirme una frase en particular: “Con ella vas a pagar todas las que debes”. Se refiere a mi segunda hija, Paula, que ha resultado ser una nena con personalidad definida y carácter bastante recio. Es una niña que a su corta edad sabe lo que quiere y a pesar de que sólo alcanza a pronunciar cuatro palabras, logra satisfacer sus necesidades más elementales como comer cuando tiene hambre, dormir cuando tiene sueño, beber agua cuando tiene sed, dibujar, ver la tele e ir a la calle. Cuando no consigue alguna de éstas lo manifiesta de una manera clara, contundente y estruendosa, por decirlo de una linda manera. Sí, es una drama queen.

Yo en realidad no entiendo exactamente qué quiere decirme mi mamá con esa sentencia, o si de una manera muy velada me está reprochando algo de cuando yo fui niña. No me queda claro si yo le tengo que “pagar las que debo” a ella o a la vida o qué. Me sorprende escucharla decir eso, primero porque nunca fue de esas frases, y segundo, porque según nuestro primer círculo familiar siempre fui una hija ejemplar. A saber.

Me gusta haber tenido una madre que en lugar de amenazarme, me educaba con principios de respeto, solidaridad, tolerancia y más. Y con ese ejemplo me quedo, con esos principios y valores, con ese respeto a mi infancia, con esa educación basada en la comunicación, en las explicaciones de porqué el mundo es el mundo y cómo ser mejores personas.

Como madre espero poder transmitir lo mismo a mi tropa y espero no ser una madre de esas, tipo: “cuando seas grande me vas a entender”; o la clásica: “cuando tengas hijos vas a pagarlas todas”.

Grace Navarro
Grace Navarro

En algún lugar escuché que la fotografía detiene el tiempo. Yo nunca he querido detener el tiempo. Pero siempre he querido recordarlo todo. Soy fotógrafa porque la fotografía llegó a mí y no yo a ella. No tengo buena memoria pero tengo muchas fotografías. Nací en Mexicali, donde el sol te quema la piel y la gente te abraza con su calor humano. Un impulso me trajo al DF y muchos otros me han mantenido en esta ciudad. Si me preguntan dónde he trabajado diré que en periódicos, revistas y editoriales, que me han pagado por tomar fotos, que he viajado y conocido lugares increíbles, y que he conocido a gente excepcional. La verdad es que la fotografía cambió mi vida y eso es lo que soy, simplemente una fotógrafa.

9 Comentarios
  1. Ups, yo soy de las de “Cuando seas grande me vas a entender” pero tengo claro que mi método esta todo chueco y no tiene ni pies ni cabeza jajajajja

  2. Cuando hablan con citas confirmo que hay algo impenetrable en la sabiduría de nuestras madres (y que, al parecer, iremos descubriendo solos con el pasar de los años). Quizá en algunos más podrás comprender plenamente su afirmación (yo ya lo estoy viviendo…!).
    Saludos,

  3. Espero tomar el buen ejemplo de lo que fue tu mamá contigo, ahora entiendo porque te admiro, yo quiero ser ese tipo de madre, educar con respeto, con mucho respeto, sin amenazas o las típicas frases de madres, aunque en ocasiones han pasado por mi mente, sonrió y digo cualquier otra cosa, no me quiero convertir en eso. Respeto que cada quien eduque como quiera, pero a mi siento que no me funciono y quiero romper ese patrón, gracias por compartir.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.